fbpx
poda del pistacho

Poda del pistacho

La poda del pistacho es una de las tareas más importantes en el cultivo de este, ya que, gracias a ella, se incentiva la producción y formación de sus frutos y la recolección de los mismos; en general, favorece el crecimiento y formación del árbol de pìstacho y facilita las tareas del agricultor.

A través de la poda, las hojas y ramas reciben mejor el aire y la luz solar que necesitan durante su desarrollo. En los árboles de pistacho jóvenes los dos primeros años de poda son cruciales para darles una forma definida; ya que de esto dependerá tanto su nivel productivo como la calidad de los frutos. No obstante, los árboles de pistacho maduros se pueden podar solo para mantener su forma y despejar aquellas partes que ya han arrojado frutos; en este caso, el resultado es el mismo: la luz solar y el aire penetran mejor en el árbol, lo que beneficia a las cosechas futuras.

Por supuesto, cada variedad de árbol de pistacho necesita una técnica de poda diferente, que cambiará en función del tipo de proceso de producción y otros aspectos:

poda del pistacho joven
poda de formacion del pistacho

¿Cuándo podar los pistachos?

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de podar los pistacheros es si habrá posibilidades de heladas posteriores, cercanas a 0º, ya que en este caso habrá que retrasarla hasta que el riego se reduzca.

Esto es debido a que, así como otros frutales, el árbol de pistacho corre el riesgo de sufrir daños si han sido podados y las temperaturas comienzan a bajar drásticamente, por lo que lo mejor es que el calendario de podas coincida con la temporada de menor crecimiento y actividad del pistachero.

En este sentido, el momento ideal para podar pistachos es cuando comienza la primavera, justo antes de que salgan de su estado de reposo invernal; el motivo es que, de esta forma, los árboles perderán menor cantidad de savia. Ahora bien, si en la zona donde están cultivados los climas invernales son relativamente bajos, entonces podar el pistachero en otoño será una opción favorecedora.

Por otra parte, la temporada de poda del pistacho también dependerá de otros aspectos; por ejemplo, las podas de formación, producción y renovación deben llevarse a cabo durante las temporadas frías, sin embargo, con las podas verdes sucede todo lo contrario (cuando hace más calor).

Tipos de poda del pistacho según la edad

Antes de saber el tipo de poda a realizar, es necesario saber la edad del árbol de pistacho (o de cualquier árbol frutal):

Poda del pistacho joven

Para saber cómo podar pistacheros jóvenes es necesario verificar la edad para determinar si deberá hacerse una poda de formación, de producción o fructificación; la edad del árbol es inferior a cinco años deberán hacerse podas de formación para guiar el crecimiento de las ramas principales, y si tiene más de cinco años deberán llevarse a cabo podas de producción que mejoren la calidad de los frutos y la recogida de los mismos.

Poda del pistacho adulto

Por otra parte, las podas en pistacheros adultos son las llamadas podas de producción, que se llevarán a cabo cuando el árbol necesite mantener su forma o despejar el interior del mismo para recibir mejor el aire y la luz solar, En otras palabras, las podas en árboles de pistacho adulto guiarán el crecimiento y la estructura del mismo, además de prepararlo para el momento de la cosecha.

Poda de rejuvenecimiento del pistacho

Finalmente, la poda de rejuvenecimiento deberá realizarse cuando los árboles de pistacho muestren señales de envejecimiento, como hojas pequeñas y amarillentas, pérdida del follaje o disminución en la producción de frutos. Por lo general, esto sucede cuando los pistacheros tienen 20 a 40 años de edad. Para realizar la poda de rejuvenecimiento del pistacho de una forma eficiente, se debe realizar una poda verde, ya sea drástica o progresiva. La poda drástica consiste en eliminar las hojas del árbol por completo, dejando únicamente las ramas principales del mismo y el tronco para que crezcan las nuevas hojas; por otro lado, la poda progresiva se realiza por fases, es decir, que cada tres años se deben ir cortando una a una las ramas principales (una por año) hasta eliminar las cuatro principales. Esta última debe hacerse desde lo más alto de la copa hasta la base del árbol.

Tipos de poda del pistacho segùn la fase de desarrollo

De acuerdo a las edades del pistacho mencionadas anteriormente, los pistacheros deberán someterse a varios tipos de poda del pistacho según la fase de desarrollo: de formación, de fructificación, de producción o poda en verde.

Poda de formación del pistacho

La poda de formación del árbol de pistacho ayudará a dirigir el crecimiento del mismo a lo largo de sus primeros años. Asimismo, este tipo de poda debe realizarse al inicio de la primavera, cuando el árbol se encuentra en reposo, o en otoño si la zona no muestra inviernos tan fríos; esto es porque es una poda bastante drástica, donde el primer año deberán cortarse todas las ramas para que puedan brotar ramas bajas nuevas, el segundo año se cortarán sólo las ramas principales dos tercios de su longitud para que estas puedan crecer desde la parte media del interior del tronco y el tercer año será igual al anterior, solo que deberán eliminarse las ramas nacientes en el interior del árbol de pistacho.

Poda de fructifificación del pistacho

Por otro lado, la poda de fructificación del pistachero es necesaria para establecer cuáles serán las ramas productivas. En este tipo de poda se eligen las tres ramas principales desde donde crecerán las demás; la inclinación de estas ramas principales no debe ser demasiada para que el peso de las siguientes no haga que puedan quebrarse en el futuro. Posteriormente, las ramas principales deberán recortarse unos dos tercios de su longitud y podar los chupones que salen de estas para definir la estructura del árbol para las futuras cosechas.

Poda de producción del pistacho

Respecto a las podas de producción del pistachero, estas ayudarán a mejorar el rendimiento del mismo y, por consiguiente, mejorar la calidad de frutos; mediante la poda de producción se aprovecha mejor la luz solar en la copa, de modo que debe realizarse de la siguiente manera: eliminar los chupones grandes que puedan frenar la productividad y desarrollo de las ramas, y estas últimas, podar las que estén más bajas porque serán innecesarias (reciben menos luz y, por consiguiente, frutos de mala calidad), también podar las ramas que estén entrelazadas en el interior del árbol, así como las rotas, enfermas o dañadas. Ahora bien, también hay que tomar en cuenta que no se pueden eliminar todos los chupones porque las brotaciones débiles del interior del árbol sombrearán la madera que da la estructura al pistachero; asimismo, es importante no cortar todas las ramas finas para que la relación madera/hoja sea la adecuada, es decir, que si no existe un exceso de madera, la capacidad productiva de las ramas no disminuirá. El objetivo principal es conseguir copas con forma lobulada, que tengan entrantes y salientes, para mejorar su exposición y aprovechar mejor la luz solar y la aireación.

Poda de renovación del pistacho

Por último, cuando existen señales de envejecimiento en los árboles se deben llevar a cabo podas de renovación o podas en verde para que vuelvan a ser productivos. En este caso, a pesar de que se pueden llevar a cabo en cualquier momento del año, es preferible realizarlas en verano (finales del mes de agosto), ya que en este momento es cuando el árbol de pistacho tiene poca actividad debido a las temperaturas elevadas. En este sentido, en este tipo de poda se debe controlar o eliminar el crecimiento de los chupones, cortando los aquellos que no se pueden aprovechar.

Restos al podar pistachos

Cuando se ha terminado de podar, también es necesario eliminar los restos desprendidos al podar los pistachos ya que estos pueden ser una fuente de enfermedades y plagas. En este sentido, hay varias opciones para encontrarle utilidad más allá de deshacerse de estas:

  • Lo primero es triturarlas. Para ello se pueden utilizar máquinas trituradoras que harán más fácil este trabajo; además de que, posteriormente, las ramas y hojas trituradas se podrán utilizar como fertilizante orgánico para extenderlo a lo largo del cultivo y enriquecer los suelos.
  • Por otra parte, estas ramas también pueden utilizarse como leña para hornos, chimeneas, etc. En este caso los restos de poda deben prepararse para el consumo; la madera cortada en tacos o en troncos más pequeños puede comercializarse en panaderías, pizzerías, etc., y las hojas sobrantes (hay que quitarlas de los troncos) se pueden volver a esparcir por el cultivo, siempre y cuando no estén contaminadas.
  • Existe una tercera opción un tanto más complicada debido a que para llevarla a cabo se necesitan permisos de los diferentes ayuntamientos donde se encuentre el cultivo, además de que no podrá llevarse a cabo en cualquier época del año; se trata de quemar los restos de poda. En este caso, el aprovechamiento también es mucho menor.

Herramientas para podar pistachos

Dependiendo del tipo y el tamaño del árbol, se necesitarán diferentes herramientas para podar pistachos. Básicamente, serán las siguientes:

  • Tijera: para ramas de 5 cm o menos.
  • Sierra: para ramas de 5 a 20 cm.
  • Motosierra: para troncos gruesos de 20 cm en adelante.
  • Podadora de altura: para ramas más altas.

Para la comodidad y seguridad también será necesario utilizar varios tipos de escalera, así como guantes, botas y gafas de seguridad. Asimismo, es recomendable desinfectar todas las herramientas después de cada poda para prevenir infecciones.

Lectura recomendada para la poda

Si deseas convertirte en un auténtico experto en el cultivo del pistacho, este libro te será de gran utilidad para realizar una poda de pistacho efectiva.